d

SOMOS TOP

Trabajemos juntos

Silvia Tcherassi: la magia de la moda

Una diseñadora barranquillera que se tomó el mundo

Silvia Tcherassi es el nombre de una mujer que se ha posicionado en la industria de la moda mundial. Esta barranquillera que cuenta con más de 30 años de experiencia en el mercado, y considerada la embajadora de la moda colombiana a nivel mundial, es una mujer disciplinada y soñadora que empezó haciendo camisetas, pero que gracias a su talento y persistencia ha conquista- do más de 43 países, en los cuales está presente su marca en la actualidad. Diseñadora de modas y empresaria, Tcherassi cuenta su historia en esta entrevista y habla sobre lo que representa para ella su ciudad, Barranquilla.

 

¿Cuál es la historia detrás del éxito de su marca en el mundo de la moda?

Desde siempre tuve esa habilidad para los colores, para saber qué cosas son bellas, se puede decir que nací con un sen- tido de la estética muy especial. Empecé haciendo unas camisetas que vendía entre mis amigas. Ese fue el inicio de esta marca que hoy es reconocida, no sola- mente en la moda sino en el ‘lifestyle’, y que cuenta con 16 ‘boutiques’ alrededor del mundo, incluyendo Colombia, Esta- dos Unidos y España. Además tenemos presencia en 43 países a través de legendarios almacenes por departamentos y exclusivas ‘boutiques’ multimarcas. Orgullosamente somos una empresa colombiana, barranquillera. De Barranquilla para el mundo.

¿Cómo fue ese crecimiento a nivel internacional?

Todo lo hemos logrado con muchísimo esfuerzo y creyendo en lo que estamos haciendo, pues se trata de una empresa familiar. El ADN de la marca es colombiano, pero con una visión completamente internacional. Mi primer desfile en Euro- pa fue en 2003, cuando fui invitada por la Cámara Internacional de la Moda de Italia a desfilar en la Semana de la Moda italiana. Fue un momento mágico para nuestro país, que atravesaba por una situación difícil, y todas las noticias buenas que se recibían eran un logro para noso- tros los colombianos.

La amplitud del río y el mar hace que tengamos una visión sin límites

Fue un reconocimiento grandísimo, desfilamos tres veces seguidas allí. Luego llegué a París a desfilar en la Semana de la Moda francesa, después de recibir el reconocimiento más grande que se le puede dar a un artista por parte del Gobierno francés, que es la Orden de las Artes y las Letras, la cual me fue otorgada y se la han dado a pocos artistas en Colombia. La clave del éxito es la disciplina, la perseverancia, creer en lo que haces, estar enfocado y no salirse del camino, a menos que surja algo y debas dar una curva.

La marca Tcherassi se expandió de la moda a la industria hotelera, ¿cómo fue ese paso?

Decidí que no quería solo dedicarme a hacer colecciones de moda, sino que también quería entrar en el mundo de los hoteles y el ‘lifestyle’. Abrí mi primer hotel en Cartagena, una ciudad que es la mejor vitrina de los colombianos para el mundo. Es un hotel bellísimo, inspirado en la moda y en mis colecciones, un lugar para ver y ser visto. En menos de un año estaba en todas las revistas especializadas del mundo por ser uno de los sitios más bellos. El hotel tiene un ‘spa’ y uno de los restaurantes italianos más frecuenta- dos de Cartagena, se llama Vera, como mi madre. Es como un sueño porque se unen mis dos pasiones: la moda y el dise- ño de interiores. Me apasiona lo que hago y es un reto permanente.

Añadir comentario